Estilo de Vida

El estilo de vida Sueco

Probablemente al pensar en “estilos de vida” con respecto a un país o una cultura en particular pensemos en Italia, Francia, España e inclusive Inglaterra. Si bien los primeros tres comparten una misma cultura base, la latina; se encuentran elementos muy concretos que alcanzan a distinguirlas en cuanto a hábitos de la vida cotidiana. De igual manera se encuentra la inglesa, que al igual que la cultura latina ha desarrollado un sentido muy propio de cómo uno debe conducirse en la vida en términos cotidianos.
No obstante, en aras del siglo XXI, existe una región del mundo donde la vanguardia y la naturaleza van de la mano, donde el sentido de la vida cotidiana está en sintonía con el entorno que le rodea y en definitiva pregona un sentido de respeto en todos los niveles. El estilo de vida sueco es una síntesis entre naturaleza y sociedad con base en dicho respeto, lo cual presenta a Suecia no solo como un país diferente, sino como un ejemplo a seguir en cuanto a calidad de vida y en última instancia, una visión muy acorde al estilo de vida demandado por las nuevas generaciones.

DIETA SUECA
Los hábitos alimenticios suecos, naturalmente, están en función del entorno que le rodea. La situación geográfica de Suecia se encuentra en una península (mitad oriental de la península de Escandinavia), limitando al este con el mar Báltico, al oeste con Noruega y los Alpes escandinavos, al noreste con Finlandia. Su extensa línea costera ha hecho que los suecos incorporaran en su dieta cotidiana el pescado, de tal manera que, si usted es amante de la comida de mar, la dieta sueca se presenta como una de las mejores toda vez que incorpora lo anterior, pasando por los más altos estándares, al igual que otros alimentos donde destacan la variedad de frutos; ejemplo de lo anterior es la mermelada de arándano rojo, ampliamente usada en las mesas suecas.
Sin embargo, el rey de la comida sueca es el “Surströmming” que en español sería “Arenque fermentado”, una delicatessen presente en cualquier ocasión festiva en Suecia. Los pequeños arenques son pescados durante la primavera en el mar Báltico para después ser fermentados y finalmente ser enlatados para su venta; cabe mencionar que dicho proceso de fermentación continua en la lata, de ahí el nombre “surströmming”. En Alfta, una pequeña localidad ubicada en la provincia de Hälsingland al norte de Suecia, celebran cada año a finales de agosto un festival dedicado al “surströmming”. Por último, una de las maneras suecas más típicas para degustar el “surströmming” es enrollando los pequeños arenques en un “tunnbröd” (un tipo de pan con apariencia de crepa) untado con mantequilla y acompañado de papas (las predilectas provienen de Laponia, la tierra de Papá Noel).
Otro elemento muy importante en el lifestyle sueco gira en torno al “fika”, concepto que hace referencia al famoso “coffee break”. Sin embargo, no se trata de una mundana pausa para tomarse un café, “fika” es toda una institución social y podría llegar a considerarse un ritual. De hecho, su grado de importancia es tal, que muchas empresas suecas tienen por política ofrecer a sus empleados descansos obligatorios para que éstos pueden gozar de su “fika”. ¡Una actividad igual de importante como lo sería una junta extraordinaria de accionistas! En la mentalidad y cultura sueca, “fika” es un momento para poder conectar con compañeros de trabajo en un ambiente más relajado y ameno. Asimismo, en la psique sueca también se puede entender como una oportunidad para hacer fluir nuevas ideas e inclusive tomas de decisiones se llevan a cabo de manera más natural.

CULTURA VERDE
Aunada a una dieta saludable nos encontramos con una cultura verde y bien entendida en la sociedad sueca. Los suecos se enorgullecen de aquello y es fácilmente reconocible; basta con entrar a una casa sueca y encontrarse con hasta 3 o 4 tipos de botes de basura, lo anterior obviamente hace alusión a su noción de reciclaje, la cual, en términos generales, está muy marcada en su cultura.
Otro elemento que contribuye a un estilo de vida “verde” se encuentra en cómo los suecos literalmente se conducen en la vida. En Suecia existe una extensa red de ciclopistas y sin duda es un destino idóneo para los amantes de la bici. El cicloturismo es algo muy común en Europa y Suecia se encuentra como un destino top para ello; no solo cuenta con rutas bien marcadas para gozar de dicha actividad, sino que sus bosques, pueblos y ciudades son el escenario perfecto para realmente tener una experiencia única y vivirla al más puro estilo sueco.

UN VERANO SUECO
Aunque la primavera y el otoño son muy agradables para visitar Suecia, la mejor temporada para hacerlo es sin duda en verano. Lo anterior tiene que ver con el hecho de que los días son muy largos durante esa época del año y muchas festividades tienen lugar en aquel país escandinavo. El solsticio de verano se celebra con una noche grande: la “noche de Walpurgis”, la cual se lleva a cabo el 30 de abril y es una ocasión para prender hogueras de manera ritualista con el fin de ahuyentar a los malos espíritus. Una celebración pagana propia de las regiones de Europa Central y Norte, donde la manera sueca consiste en cantar o simplemente tararear al unísono con la gente reunida en un tono hospitalario y alegre al saber que la llegada del verano es inminente.
Una festividad muy celebrada en Suecia durante verano es el “midsommar”, la cual hace referencia al viernes comprendido entre el 19 y 25 de junio. ¿La razón? Celebrar el día más largo del año. Un día lleno de música, bailes folclóricos y hospitalidad que pintan un escenario perfecto para pasar una gran fiesta de verano.
Suecia tiene una inmensa cantidad de islas, más de 220,000, algunas grandes otras pequeñas. En el verano, se recomienda tomar un tour a algunas de las islas (normalmente son las más grandes) haciendo uso de los ferris públicos. Una alternativa más de disfrutar la naturaleza y cultura sueca que no decepciona.
En conclusión, el lifestyle sueco es la síntesis perfecta entre respetar y celebrar la naturaleza con un sentido de enorme importancia a la calidad de vida en cuento a la dieta y esparcimiento. Un estilo de vida fomentado en las mismas empresas suecas e instituciones en general. Indudablemente, una manera de entender la vida muy diferente y lejana a la manera latinoamericana; no obstante, es una visión que puede vivirse y debe vivirse. El mundo puede aprender mucho, sin duda alguna, del estilo de vida sueco y en general, escandinavo.